DISPONIBLE EN

GL
EN
ES

CONTACTAR

ACERCA DE LOIA

Historia

1950-1975. La dictadura y la resistencia: Longa noite de pedra

La dictadura del general Franco (1939-1975), férreamente centralista, impone una feroz represión contra toda manifestación política y cultural democrática y galleguista, que queda condenada al silencio, al exilio o a la clandestinidad. En las dos primeras décadas, la contribución del exilio, sobre todo en América, concretamente en Argentina, es fundamental: dos de las figuras más representativas son el narrador Eduardo Blanco-Amor (1897-1979) y el pintor, poeta y emprendedor cultural Luís Seoane. La resistencia en el interior toma primero cuerpo en la Editorial Galaxia (fundada en 1950), y, más tarde, en distintos grupos políticos gallegos clandestinos (Unión do Pobo Galego, Partido Socialista Galego, Partido Comunista de Galicia). La primera, nucleada alrededor de R. Otrero Pedrayo y liderada por Ramón Piñeiro (1915-1990), constituye un puente entre la cultura gallega de anteguerra y la de posguerra, y un referente para las nuevas generaciones. Unido a Galaxia, se encuentra el escritor más importante de aquel tiempo, Álvaro Cunqueiro (1911-1981), mientras que el poeta ‘social’ Celso Emilio Ferreiro (1912-1979) conecta con la sensibilidad inconformista de las nuevas generaciones de posguerra. A partir de los años sesenta, ganan protagonismo en la defensa del idioma gallego un número creciente de agrupaciones cívico-culturales. El movimiento universitario pasa a primer plano a finales de esa misma década, con fenómenos como el de la canción-protesta, que favorecen la visibilidad pública del idioma gallego. La investigación filológica da un paso muy importante con la creación del Instituto da Lingua Galega (1970) de la Universidade de Santiago de Compostela, que edita los primeros manuales de aprendizaje del idioma.