DISPONIBLE EN

GL
EN
ES

CONTACTAR

ACERCA DE LOIA



Lengua inicial en Galicia

La lengua inicial, o materna, es la lengua en la que aprenden a hablar las personas. En Galicia, la mayoría de la población sigue aprendiendo a hablar en gallego, aunque casi la mitad de la población lo hace en castellano o en las dos lenguas. Las personas mayores dijeron casi todas sus primeras palabras en gallego. Entre los jóvenes esto no es así. Hay también una diferencia importante según el lugar de Galicia donde se viva, porque hay más gallegos que aprenden a hablar en gallego en las aldeas que en las ciudades o en el interior que en la costa. En los últimos años podemos observar que desciende el número de los que aprende a hablar en gallego, siendo cada vez más los que aprenden a hablar en gallego y castellano simultáneamente.

Más de la mitad de la población aprendió a hablar en gallego, menos de un tercio lo hizo en castellano y los que aprendieron en las dos lenguas suponen una sexta parte de la población.

Conforme desciende la edad, son menos los que tienen el gallego como lengua inicial y más los que aprendieron a hablar en castellano.

En los últimos once años, aumentó el número de bilingües iniciales.

Sumario

1. El gallego, lengua materna de los gallegos

La lengua inicial de los gallegos utilizando los datos del Instituto de Estadística de 2003 [1] es, mayoritariamente, el gallego.

Como podemos ver, más de la mitad de la población aprende a hablar en gallego, seguido del castellano y de los que aprenden en las dos lenguas, que suponen una sexta parte de la población. Los que aprenden en otras lenguas son pocos, porque el peso de las comunidades inmigrantes en Galicia con lenguas distintas del castellano o del gallego es escaso.

2. La lengua en la que aprenden a hablar los gallegos según su edad

Para profundizar algo más en los datos que se analizan, suelen estudiarse la relación de las principales variables con otras de tipo sociológico. En este sentido, resulta interesante comparar los resultados según la edad de los entrevistados, lo que nos permite visualizar cuáles son los cambios intergeneracionales y hacer prospecciones, es decir, imaginarnos cuál puede ser la situación en el futuro. La lengua inicial por grupos de edad en Galicia muestra estos resultados:

En esta figura podemos observar con claridad cómo los gallegos de más edad son los que aprendieron a hablar en gallego en mayor medida. También observamos que conforme desciende la edad, son menos los que tienen el gallego como lengua inicial y más los que aprendieron a hablar en castellano. El número de bilingües iniciales parece también aumentar conforme desciende la edad, pero en el último tramo (en el de los menores de 16 años), cambia la tendencia. La tendencia global de perder hablantes de gallego en gran proporción de generación en generación al principio es muy acentuada, pero parece suavizarse al final. Podemos concluir que cada vez son menos los gallegos que aprenden a hablar en gallego, aumentando los que lo hacen en castellano y también en las dos lenguas al mismo tiempo, aunque la situación tiende a estabilizarse entre los más jóvenes.

3. Rural, ciudad y lengua materna

Por otra parte, podemos analizar los datos atendiendo a criterios geográficos. De esta manera, podemos ver si hay diferencias entre hábitats (rural y ciudad, por ejemplo) o entre la costa y el interior. Expondremos aquí datos agrupados por comarcas y conjuntos de comarcas. Por un lado distinguiremos las comarcas urbanas gallegas, que son siete: Vigo, A Coruña, Ourense, Santiago, Pontevedra, Lugo y Ferrol. Por otro, distinguiremos los siguientes conjuntos de comarcas: A Coruña Occidental (A Barcala, A Barbanza, Bergantiños, Terra de Soneira, Muros, Fisterra, O Sar, Noia y Xallas), A Coruña Oriental (Arzúa, Betanzos, Eume, Melide, Ordes y Ortegal), Lugo Norte (Terra Chá, A Mariña Central, A Mariña Oriental, A Mariña Occidental y Meira), Lugo Sur (Ulloa, A Fonsagrada, Os Ancares, Terra de Lemos, Chantada, Quiroga y Sarria) Resto de comarcas de Ourense (Allariz e Maceda, Baixa Limia, Terra de Caldelas, O Carballiño, Terra de Celanova, O Ribeiro, Terra de Trives, Valdeorras, Verín, Viana y A Limia), Pontevedra Occidental (O Morrazo, O Baixo Miño, Caldas y O Salnés) y Pontevedra Oriental (Tabeirós-Terra de Montes, O Condado, Deza y A Paradanta).

Para poder comparar los datos de lengua inicial entre las diferentes comarcas, utilizamos la media de lengua inicial. El dato que obtenemos es un número que oscila entre 1 y 3. La puntuación mínima sería para las comarcas con más personas con el castellano como lengua materna y la más alta para las comarcas donde hay más individuos que aprendieron a hablar en gallego. En la solución que encontramos, aparecen 5 cortes. Los resultados son estos:

De acuerdo con los criterios expuestos anteriormente, vemos que hay tres comarcas donde la lengua inicial tiende más al castellano. Son las comarcas gallegas en las que menos gente tiene el gallego como lengua materna. Estas son las comarcas urbanas de Vigo, A Coruña y Ferrol. Las dos primeras se corresponden con las más pobladas de Galicia, con una importante actividad económica e industrial. En los siguientes cortes, encontramos el resto de comarcas urbanas, Pontevedra, Ourense, Lugo y Santiago. Estas están menos pobladas, hay en ellas una mayor presencia de actividades del sector servicios y son menos pujantes que Vigo o A Coruña. También se encuentran en el último de estos grupos las comarcas que se corresponden con el área de Pontevedra occidental, que se caracterizan por un crecimiento urbanístico importante en los últimos años (sobre todo O Salnés y O Morrazo). En el último tramo, el de las áreas donde es mayor el número de gallegos que tienen el gallego como lengua materna, se encuentran el resto de las comarcas no urbanas gallegas, distinguiéndose dos niveles. El primero lo constituyen las comarcas no urbanas de la provincia de Lugo, Ourense y las que conforman el área llamado A Coruña Oriental. En el último tramo, donde se sitúan las comarcas con más hablantes iniciales de gallego, se sitúan las comarcas del interior de la provincia de Pontevedra y las de A Coruña Occidental

4. Evolución de la lengua inicial

Si hacemos una comparación de la lengua inicial de los gallegos con otra fuente de datos reciente, la del Mapa Sociolingüístico de Galicia de 1992 [2], obtenemos esta evolución:

Aquí observamos que en este período de tiempo (11años) la tendencia es parecida a la que observábamos en el análisis por edades. Vemos como, pese a que sigue siendo la mayoría, desciende el número de los que tienen el gallego como lengua inicial. El grupo que más crece proporcionalmente es el de los bilingües iniciales. Los que aprenden a hablar en castellano aumentan muy poco. Podemos decir que en estos once años descendió el número de hablantes iniciales de gallego y que son cada vez más los bilingües iniciales.

[1] IGE (2004) Enquisa de Condicións de Vida das Familias. Coñecemento e Uso do Galego. Ano 2003. Santiago, Xunta de Galicia.

[2] Esta obra está publicada en tres tomos por el Seminario de Sociolingüística de la Real Academia Galega: Lingua inicial e competencias lingüísticas en Galicia (1994), Usos lingüísticos en Galicia (1995) y Actitudes lingüísticas en Galicia (1996).