«Sin tino y sin pretensiones». La hija del mar e o laboratorio gótico