LA LENGUA GALLEGA, HOY

Lengua inicial

La lengua inicial es aquella en la que las personas aprenden a hablar. En Galicia, casi la mitad de la población lo hace en gallego y menos de un tercio en castellano. Sin embargo, surgen diferencias importantes relacionadas con la edad y con el lugar de residencia, con un número mayor de gallegohablantes entre los de mayor edad y los que viven en zonas rurales. Además, en los últimos años se observa un descenso de la cantidad de personas que aprendieron a hablar en gallego y un aumento de las que lo hicieron solo en castellano.

Menos de la mitad de la población aprendió a hablar en gallego, casi un tercio en castellano y casi una cuarta parte en las dos lenguas.

A medida que desciende la edad, son menos las personas cuya lengua inicial es el gallego y más las que aprendieron a hablar en castellano.

En los últimos quince años ha aumentado el número de bilingües iniciales.

Sumario

1. El gallego, lengua inicial de la población gallega

La lengua inicial de la población gallega es mayoritariamente el gallego, según los datos del Instituto Galego de Estatística de 2018. Como se puede observar en la siguiente gráfica, un 42,2% aprendió a hablar en este idioma y un 23,7% tanto en gallego como en castellano.

Según los datos extraídos, el lugar de residencia influye en el aprendizaje del gallego como lengua inicial, puesto que la mayor concentración de hablantes nativos de gallego se localiza fundamentalmente en las provincias del interior, especialmente en la de Lugo (más del 50%), seguida a cierta distancia por la de Ourense.

El siguiente mapa muestra el porcentaje de personas en función de la lengua que les hablaban sus progenitores en la infancia: siempre en gallego o más gallego que castellano. Destaca singularmente la zona de la Costa da Morte, con un 95% de personas cuya lengua inicial fue siempre o casi siempre el gallego, el porcentaje más alto de Galicia, al contrario de la de Vigo, con un 37,2%. En el caso de las áreas metropolitanas, Santiago de Compostela, con un 65%, arroja el índice más alto de hablantes iniciales de gallego.

2. La lengua en la que aprende a hablar la población gallega según la edad

Al comparar los datos de la lengua inicial en la que aprende a hablar la población gallega según la edad, se encuentran ciertas diferencias intergeneracionales.

En la gráfica anterior se observa con claridad que, cuanto mayor es la edad de la población, el porcentaje de personas que aprendieron a hablar en gallego es superior. De igual modo, se constata que, conforme desciende la edad, también desciende el número de personas que tienen el gallego como lengua inicial, mientras que aumenta tanto el de las que tienen el castellano como el de bilingües iniciales. A raíz de estos datos, se puede concluir que cada vez son menos las personas que aprenden a hablar en gallego, mientras que aumentan las que lo hacen en castellano y en las dos lenguas simultáneamente.

3. Rural, ciudad y lengua inicial

En relación con lo analizado en la distribución por provincias, así como en el mapa de Galicia, se observa que en las poblaciones de menos de 10.000 habitantes (hábitat rural) es donde el porcentaje de personas que aprenden a hablar en gallego es superior, con una tasa de un 66,8%, frente a un 12,2% de las que lo hacen en castellano. En las localidades de entre 10.000 y 20.000 habitantes, el grupo mayoritario sigue siendo la población que aprende a hablar en gallego, aunque con una diferencia de más de 20 puntos porcentuales respecto al hábitat rural. En las poblaciones de entre 20.000 y 50.000 habitantes se incrementan hasta un 32,4% las personas cuya lengua inicial es el castellano. Por último, en el hábitat urbano (por encima de los 50.000 habitantes), más de la mitad de las personas tiene como lengua inicial el castellano.

Respecto a las grandes ciudades de Galicia, también pueden observarse ciertas diferencias. Lugo es la que registra un mayor porcentaje de nativos monolingües en gallego (38,7%), seguida de Santiago de Compostela (34,8%). En el extremo contrario, Ferrol es la ciudad con el porcentaje más bajo de personas que aprendieron a hablar en gallego (13,4%) seguida de Vigo (13,8%). Respecto a las personas que aprendieron a hablar solo en castellano, la ciudad en la que hay una tasa más elevada es Vigo (61,8%), seguida de Ferrol (59,7%); por su parte Santiago de Compostela muestra un mayor equilibrio entre la población que aprendió a hablar en gallego y la que lo hizo en castellano.

4. Evolución de la lengua inicial

La siguiente gráfica muestra la evolución temporal de la lengua inicial de la población gallega según la información del IGE.

Entre 2003 y 2018 el número de personas que tienen como lengua inicial el gallego disminuyó en casi diez puntos porcentuales, pese a que sigue siendo la mayoría. En cambio, el porcentaje de las que se declaran bilingües iniciales se ha incrementado en casi la misma proporción, con lo que se convierte en el grupo que proporcionalmente crece más. La población que aprendió a hablar en castellano aumenta muy poco (lo que indica cierta estabilidad en la pérdida de hablantes iniciales de gallego). En general, se puede afirmar que el número de hablantes iniciales en gallego ha descendido en los quince años analizados.